Saltar al contenido

¿Qué hacer para no pagar mucho dinero a Hacienda después de haber cobrado el ERTE?

pagare por estar en erte a hacienda

Has estado en un ERTE a causa del coronavirus, es posible que el año que viene tengas que pagar más en la declaración de la renta.

1. ¿Por qué pagar de más a Hacienda por haber estado en el ERTE?

A pesar de que los ERTE relacionados con el Covid-19 son considerados de fuerza mayor, lo cierto es que pueden tener consecuencias no muy positivas para los afectados en la declaración de la renta que se presentará en 2021.

Tal como se ha indicado desde el Registro de Economistas y Asesores Fiscales (REAF), cada persona incluida en un ERTE y que cobre menos de 24.000 euros brutos anuales puede tener que declarar más de 1.300 euros a Hacienda el próximo año.

Ello se debe a que los afectados por un ERTE han tenido durante el tiempo que han estado en esta situación dos pagadores, que han sido su empresa y el SEPE, que paga parte de la prestación.

Así las cosas, el REAF calcula que los trabajadores que han estado cuatro meses en un ERTE y sin hijos a cargo probablemente tengan que pagar el año que viene a la Agencia Tributaria.

Además la diferencia no es es muy grande entre quienes cobran por ejemplo 24.000 y 60.000 euros anuales.

Y es que, como explican expertos en la materia, el SEPE normalmente no retiene el mínimo.

Esto supone tu empresa puede dejar de retenerte lo que normalmente retenía, y el SEPE no retenerte nada, pero cuando la Agencia Tributaria hace el cálculo al final el año, el trabajador quizás haya ingresado una cantidad parecida a la que cobraba antes del ERTE pero no ha pagado la retención a Hacienda, que procederá a liquidar la diferencia en la declaración presentada en 2021 y obligará a pagar ese dinero.

Hacienda por haber estado en el ERTE

2. ¿Qué se puede hacer para no pagar tanto en la declaración de la renta?

Por todo lo anterior, los expertos recomiendan ser previsor y guardar el dinero que se está adelantando por no retenerse la cuantía que corresponde, ya que después se reclamará en la declaración de la renta.

Otro consejo que se ha dado es que el trabajador pida a la empresa o al SEPE que le retenga una parte de sus ingresos mayor, puesto que de no ser así, en la renta del año que viene lo más posible es que tenga que pagar una cantidad importante.

Además, ese hecho obligará a que presenten la declaración de la renta personas que no lo tenían que hacer por el momento, al cobrar menos de 22.000 euros brutos al año de un único pagador, o bien de varios si entre el segundo y los siguientes no sumaban más de durante 1.500 euros durante el ejercicio. Estas personas podían decidir si presentar la declaración de la renta o no, según si por el resultado les convenía hacerlo.

Pues bien, este año, a causa de la alerta sanitaria, si un mismo trabajador recibe más de 1.500 euros mensuales del SEPE, tiene la obligación de declarar el IRPF, ya que el umbral máximo para estar exento es de 14.000 euros brutos anuales.