Saltar al contenido

La prestación por desempleo del trabajador fijo discontinuo

Todo lo que necesitas saber sobre la prestación por desempleo si eres trabajador fijo discontinuo ¿Tienes derecho a cobrar el paro? ¿Cuáles son los requisitos?

Un trabajador fijo discontinuo es aquel que realiza una tarea que no es continua en el tiempo, pero sí se repite de forma periódica. ¿Qué ocurre durante el periodo en el que la persona no se encuentra trabajando? ¿Puede pedir el paro? ¿Existen diferencias con el resto de trabajadores? Te contamos todo lo que necesitas saber acerca de la prestación por desempleo del trabajador fijo discontinuo.

1. El paro de los fijos discontinuos

Actualmente, muchos sectores suelen hacer uso de este tipo de contrato, como por ejemplo en el área de la agricultura, donde los trabajadores faenan por temporadas, o los monitores de comedor escolar, quienes descansan durante la temporada estival.

Ambos ejemplos, constituirían lo que se denomina un trabajador fijo discontinuo, que no es mas que aquella persona que realiza un trabajo que no es continuo en el tiempo, sino que tiene paradas durante el año, pero sí que lo desarrolla de forma periódica y previsible.

¿Qué requisitos necesito?

Los fijos discontinuos también pueden acogerse a la prestación contributiva al igual que el resto de trabajadores, y para que puedan cobrar el paro, tienen que encontrarse en alguna de las situaciones siguientes:

  • Que hayan finalizado la relación laboral de forma definitiva de manera involuntaria (despido objetivo, expediente de regulación de empleo, etc.)
  • Que exista un periodo de inactividad en la empresa

El trabajador que se encuentra en el período en el que no hay ningún tipo de actividad puede recibir la prestación contributiva

Si eres trabajador fijo discontinuo y te encuentras ahora en alguna de estas situaciones, recuerda que para poder percibir la prestación contributiva, debes también reunir los requisitos que se exigen al resto de trabajadores:

  • Tener cotizados al menos 360 días durante los seis años anteriores a la solicitud
  • Estar afiliado a la Seguridad Social y en alta o en situación asimilada al alta
  • Justificar en el momento de la solicitud que dispones de tiempo suficiente como para realizar una búsqueda activa de empleo y firmar el compromiso de actividad
  • No tener la edad de jubilación
  • No estar cobrando una prestación que sea incompatible con el trabajo, como por ejemplo la incapacidad permanente absoluta, donde la persona queda inhabilitada para realizar cualquier tipo de trabajo.

Ejemplos de un trabajador fijo discontinuo

Aquí te mostramos un ejemplo de un trabajador fijo discontinuo:

Pedro es trabajador de una empresa agrícola y requieren de su servicio durante la época de recolección de la lechuga. Cuando se está sembrando esta verdura y mientras crece, Pedro se encuentra en situación legal de desempleo por lo que puede solicitar el paro siempre y cuando cumpla con los requisitos para hacerlo.

Veamos otra situación:

Mateo es un profesor de colegio que está contratado de forma temporal durante el curso académico, en el momento en el que llegan las vacaciones Mateo finaliza el contrato con la Consejería de Educación y Ciencia así que pasaría a ser un desempleado hasta el próximo período escolar.

Si quieres saber más sobre el paro pincha en el siguiente enlace en el que encontrarás toda la información que necesitas:

2. Diferencias con el resto de trabajadores para cobrar el paro

Aunque los fijos discontinuos pueden solicitar y percibir el paro al igual que el resto de trabajadores, existen algunas diferencias o matices con respecto a ellos:

  1. El trabajador fijo discontinuo cuenta con un trato de favor a la hora de ejercer el derecho de opción. Este derecho es el que tiene el trabajador de poder decidir entre reanudar la prestación antigua que tenía reconocida antes y la nueva que habría obtenido con la cotización del trabajo que ha realizado.
  2. Otra de las diferencias es que al acceder a la prestación por desempleo por el hecho de ser trabajador fijo discontinuo, es que cuando vuelvan a emprender la actividad, no podrán compatibilizar el paro con el trabajo a tiempo parcial, a diferencia del resto de trabajadores que sí pueden mantenerlo.

3. El subsidio por desempleo en los trabajadores fijos discontinuos

Además de las diferencias expuestas en el apartado anterior, los trabajadores fijos discontinuos cuentan con unas limitaciones con respecto al cobro del subsidio por desempleo que no son contempladas en el resto de trabajadores:

  • Los trabajadores fijos discontinuos pueden solicitar la ayuda familiar así como el subsidio por insuficiencia de cotización pero la duración de la prestación será inferior que el resto de personas que tienen otro tipo de contratos. Y es que se reduce en el caso de tratarse de un contrato fijo discontinuo.
  • Otra de las limitaciones es que no pueden solicitar el subsidio para mayores de 55 años hasta que no se haya concluido totalmente la relación con la empresa, es decir, haya finalizado el trabajo de forma definitiva.

Aquí tienes toda la información sobre estas ayudas por desempleo:

Un dato importante es que la antigüedad en estos contratos no se establece cada año sino que se mantiene desde la fecha inicial en la que se realizó el primer contrato de fijo discontinuo.

4. Ventajas del contrato fijo discontinuo

Si estás contratado como fijo discontinuo, estas son algunas de las ventajas que tienes frente a otros trabajadores:

  • La principal ventaja de este tipo de contratos es el hecho de que no perderás en ningún momento la antigüedad en la empresa , sino que se va manteniendo desde el primer contrato aunque cobres el paro durante las épocas de inactividad productiva.
  • Además, te ofrece una “cierta estabilidad”  porque durante la siguiente campaña te llamarán para trabajar.
  • Tienes las mismas condiciones laborales que el resto de la plantilla que dispongan de un contrato normal tanto a nivel salarial como en los horarios de trabajo. Cuentas con las condiciones recogidas en el convenio colectivo que le corresponda según el sector en el que se halle.

Más información